2013: un año marcado por los fracasos de los controles de precios, la Supercard, la Ropa para Todos y el triunfo de La Salada


feria30agostocuyo

Este es un resumen de los hechos más importantes que sucedieron en materia de economía doméstica en la provincia.

Fuente: Sitio Andino – Por Carolina Pavón

Los intentos del Gobierno Nacional por frenar la inflación y alentar el consumo de la población, no tuvieron mucho eco en Mendoza este año. Ya nadie habla de la Supercard, la Ropa para Todos llegó a sólo un supermercado y los acuerdos de precios no obtuvieron los resultados esperados. El único que prometió precios bajos y de alguna manera cumplió, fue el dueño de La Salada, Jorge Castillo, quien logró instalar su polémica feria en la provincia.

Controles de precios

En febrero de este año la Secretaria de Comercio Interior y la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) firmaron un acuerdo donde se establecía el no aumento de precios por 60 días.

Debido al panorama reinante de constantes aumentos, este acuerdo generó muchos interrogantes y desconfianza entre los consumidores con respecto a su cumplimiento.

Por esto mismo, el Gobierno de Mendoza ese mismo mes anunció que iba a salir a controlar con sus propios inspectores los súper locales para que se cumpliera lo establecido a nivel nacional.

En ese entonces, la directora de Defensa del Consumidor de la provincia era Milagros Noli, y fue ella la encargada de dar a conocer los resultados de los relevamientos. En el primer estudio se constató faltantes y modificaciones de precio, en tanto los dos siguientes que se realizaron arrojaron  resultados más favorables, según el Gobierno.

Terminado el lapso del acuerdo, que fue extendido unos días más de lo pactado inicialmente, los precios volvieron a registrar importantes incrementos, sobre todo el de los lácteos.

A mediados de año, la Nación lanzó el programa “Mirar para Cuidar” donde organizaciones sociales y políticas podían controlar que se cumplieran los precios de los 500 productos acordados nuevamente con los supermercados.

En la provincia, algunos departamentos como Guaymallén y San Rafael, se sumaron a esta iniciativa de salir a inspeccionar precios junto con los inspectores del Gobierno provincial.

En el primer relevamiento, la Dirección de Defensa del Consumidor, que ya estaba a cargo de su actual titular Guido Roccuzzo, detectó faltantes de mercadería. A la semana se comunicó el segundo relevamiento y luego no se supo más nada de los controles del Gobierno, ni de las comunas participantes.

Mientras el programa Mirar para Cuidar se desarrollaba, ONGs que defienden los derechos de los consumidores, ponían en duda los resultados que brindaba Defensa del Consumidor, ya que para ellos continuaban los aumentos y el faltante de mercadería.

La Supercard

La tarjeta de Guillermo Moreno, ex secretario de Comercio Interior, fue anunciada a finales de marzo en medio del primer congelamiento de precios acordado con los supermercados.

La Supercard llegó al mercado con la intención  de presionar una baja de las comisiones de los plásticos clásicos, cobrando una tasa de 0,75% a los comercios contra el 3% de las tarjetas tradicionales de los bancos.

Luego del anuncio oficial, se especuló varias veces con su puesta en marcha en los meses siguientes. En Mendoza recién se pudo gestionar en agosto y en sólo dos sucursales (Carrefour y de Jumbo de Godoy Cruz).

Hasta el titular de Defensa del Consumidor, Roccuzzo, reconoció que en la provincia eran pocos los lugares para tramitar la tarjeta del Gobierno.

A nivel nacional como provincial la tarjeta no causó el impacto esperado (muchos interesados se quejaban porque para adquirirla tenía más requisitos que una tarjeta tradicional).

En octubre, sólo se habían gestionado unos 400 plásticos en todo el país, cifra muy por debajo de lo que esperaba el hoy ex titular de la Secretaría de Comercio (unas 10 mil para fin de año).

Ropa para Todos

El lanzamiento de la marca NyP fue otro de los intentos del Gobierno Nacional para que la gente no sintiera la presión del aumento de los precios, y pudiera acceder a mercadería económica.

El arribo al mercado de la “Ropa para Todos”, cuyas prendas portaban la marca NyP, fue anunciado el 25 de mayo del 2013. La indumentaria iba a estar disponible en todos hipermercados del país que tengan tienda textil, como Walmart, Jumbo, Carrefour, Coto, Cooperativa Obrera Bahía Blanca, Coppel y Falabella.

Las prendas del Gobierno prometían exhibir precios por debajo de los $100 y en todos los talles.

En Mendoza, esta ropa se pudo conseguir a finales de junio. Según un sondeo que realizó en ese momento SITIO ANDINO por todas las cadenas comprometidas, las prendas sólo se pudieron encontrar en las sucursales de Walmart y en muy poca cantidad.

Hoy en día sigue siendo muy difícil conseguir la ropa NyP en los supermercados locales.

El arribo de la feria La Salada

Luego de varios intentos con resultados negativos en los departamentos de Guaymallén y Las Heras, el empresario bonaerense Jorge Castillo logró que su tan cuestionada feria, La Salada, se construyera en Santa Rosa.

A mediados del año pasado, Castillo hizo pública su intención de instalar en Mendoza, el popular y polémico paseo de compras La Salada.

Desde ese anunció, las distintas cámaras de comercio de la provincia levantaron su voz en contra del proyecto aduciendo una competencia desleal, tomando como argumento la ilegalidad con la que trabajan los comerciantes de La Salada en Buenos Aires.

Fue por esta presión que en Guaymallén no pudo ser, y en Las Heras, según Castillo, por un problema con el terreno, la iniciativa no se pudo llevar a cabo.

Finalmente, fue en Santa Rosa, donde el empresario recibió el apoyo oficial que estaba buscando. Con el apoyo del intendente de la comuna, Sergio Salgado, en febrero Castillo anunció el comienzo de la construcción de la feria en un predio ubicado sobre la ruta Nacional 7.

Nuevamente, las voces en contra de los comerciantes de la provincia, como los nucleados en la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM) y en la Federación Económica (FEM) se hicieron escuchar.

“Lamentamos mucho la decisión de la intendencia de Santa Rosa de autorizar La Salada”, señalaron en su momento desde el sector.

A pesar de las críticas y de las acusación, el proyecto denominado El Mega Polo La Salada de Cuyo siguió adelante, y el 21 de septiembre la feria finalmente abrió sus puertas.

Actualmente La Salada atiende sólo los días sábados y es visitada por miles de persona que vienen desde distintos lugares del país y de Chile. En diciembre por la llegada de las fiestas de fin de año se decidió vender también los días domingos.

Para el empresario como para la comuna, La Salada en Santa Rosa es todo un “éxito”.