En varias páginas web se ofrece el servicio de traslado de contingentes sanjuaninos a La Salada mendocina (Por Ernestina Muñoz)


feria30agostocuyo

De compras y tour por la “saladita” menduca
En varias páginas web se ofrece el servicio de traslado de contingentes sanjuaninos a los comercios más baratos de Mendoza. Un vistazo al submundo de la feria y sus claves.

Por Ernestina Muñoz.
Irónicamente, “Comprá y vendé de todo en San Juan” es una de las web que ofrecen traslado para comprar en Mendoza. Junto a sitios como “Feria la Salada” o “Argentino.com”, publicitan servicios de combis y colectivos para movilizar contingentes de unas 15 personas a Mendoza. La idea es recorrer los puestos de la feria comercial más barata emplazada en la localidad de Santa Rosa, durante el día, y volver al caer la noche o acabar con la billetera.

La Salada mendocina es un emprendimiento comercial ubicado a la vera de la Ruta 7, muy cerca del predio ferial municipal de Santa Rosa, a unos 85 kilómetros de la capital de Mendoza. Quedó inaugurado en octubre pasado, con no menos de una polémica por parte de los comerciantes tradicionales que argumentaron competencia desleal, justo en el mes de la madre. Trabajan de corrido, 24 horas, por lo que es usual ver compradores nocturnos. Las compras se hacen con efectivo, ya que un posnet necesita de control fiscal, y por ende, de facturación, cosa que en este sitio brilla por su ausencia y redunda en un precio más barato. En la Salada menduca, como en sus hermanas, nadie cuestiona el origen de la mercadería o su legitimidad. Se dice que es material directo de fábrica. El precio conveniente y las terminaciones casi idénticas a los originales son pruebas suficientes para el ávido consumidor. Se le suma la facilidad para comprar al por mayor sin necesidad de registro como mayorista.

Pese a toda controversia, las saladas, lejos de erradicarse, se ramificaron a distintas provincias. Además, sumaron servicios como este del transporte, otros de guías coordinadas (a bordo de la movilidad o en el lugar), además de algún refresco al paso para los clientes. En Mendoza, los transportistas tradicionales estaban pensando en incluir en sus itinerarios mini tours de compras desde los demás departamentos hacia ese “megapolo” comercial, como se autodefine.

En el sitio web sanjuanino hay dos ofertas con igual precio, $250 por cabeza y sólo se acepta pago de contado. El primero, de Ismael Manrique, tiene su sede comercial en un taller de calle Abraham Tapia al 550 sur. Publicó su oferta el 6 de enero y desde entonces tuvo 110 consultas.

El traslado se hace los días sábados a las 00:00 horas y el regreso está pautado entre las 14 y las 16. La idea es aprovechar la madrugada, tomar un refrigerio en el camino (incluido en la tarifa) y volver durante la jornada. Parten desde la Plaza 25 de Mayo y retornan al mismo lugar en una traffic en la que dejan espacio para colocar los bultos de compra.

La otra oferta es a nombre de Mabel del Valle Aranda. Su servicio parte desde la esquina de Estado de Israel 351, a la 1,30 de la madrugada del sábado. Incluye un desayuno a bordo y el regreso es el sábado por la tarde, sobre las 15 horas. Ofrece paradas en Media Agua y Pocito. Generalmente viajan en minibus, segun la cantidad de pasajeros.

Por último, la “Comercializadora del Nuevo Cuyo” ofrece en distintos portales el traslado. El sitio físico de partida es desde Av.a Rioja y Libertador. El precio es a convenir, según la cantidad de pasajeros. Tienen dos salidas semanales, los martes y sábados en un ómnibus semicama de primera línea, con servicio de comidas y coordinador.

Claves para el tour

Por lo que recomiendan los transportistas, lo primero que hay que tener claro es que el viaje no es para mojigatos. Para emprender camino hay que ir decididos a comprar, con una lista clara de qué se quiere y en qué cantidad. Una vez en el lugar, todo es muy rápido y por la variedad de puestos puede volverse confuso.

En segundo lugar, hay que disponer de efectivo en cantidad suficiente. Los comerciantes no aceptan tarjetas de crédito ni débito. Tampoco entregan factura, a lo sumo comprobantes de compra informativos.

Conviene contratar el traslado pensando en el volumen de mercadería a traer. Si se va en minibús, se puede dejar en la baulera. En las traffic es más difícil el cálculo porque dependerá del resto de compañeros de viaje. A veces, se restringe a 10 los pasajeros para ocupar el espacio libre como almacenamiento.