Enero y febrero suelen ser los peores meses en la feria Punta Mogotes de La Salada, pero ese no ha sido el caso de este año.


lasalada-cartel

EL CONSTANTE AUMENTO DE PRECIOS PROMOVIÓ LA EXPANSIÓN DE LA FERIA

La Salada, meca de la informalidad beneficiada por la inflación

Enero y febrero suelen ser los peores meses en la feria Punta Mogotes de La Salada, pero ese no ha sido el caso de este año.

El verano impone una pausa en el ritmo febril de las madrugadas, pero el impacto de la inflación y la correspondiente disparada de precios han hecho que por estos días la feria viva un importante aumento de actividad.

La expansión del predio no se detiene nunca, ya que la demanda de puestos es incesante a pesar de los altos costos. El dinero en efectivo mueve al predio durante tres noches por semana, y pone en marcha una ingeniería por la que circulan hasta 200 millones de pesos por día. Un negocio millonario que se mueve al filo de la ilegalidad y que nadie se anima a tocar.

La feria nació en 1991, cuando unos cien inmigrantes bolivianos se instalaron en Ingeniero Budge en los terrenos donde funcionaba el complejo de piletas Punta Mogotes. Primero se fundó la feria Urkupiña, luego la Ocean y, luego, la Punta Mogotes. A ellas hay que sumarle una cuarta, La Ribera. Entre todas, La Salada alberga unos 40.000 puestos.

Punta Mogotes es la feria de Castillo, un empresario que ganó poder y relaciones que hasta le permitieron integrar la comitiva presidencial que estuvo de gira por Angola en mayo de 2012. Primero fue vendedor de zapatos; luego se convirtió en amo y señor de La Salada.

En temporada alta, la demanda es tal que muchos puesteros se quedan sin mercadería a las pocas horas y luego subalquilan su espacio hasta tres veces por noche. Llegan clientes para abastecer su comercio en zonas como Once o Flores, aunque cada vez más se suman particulares que buscan el mejor precio. De un puesto a otro la diferencia en el mismo producto tal vez sea de 10 o 15 pesos. Parece poco, pero en La Salada pueden significar la mitad del precio de una pilcha.

Además, La Salada ha avanzado mucho en su estrategia de conquistar el Interior del país.

Fuente: www.elpais.com.uy
03/03/2014