Jorge Castillo se defiende y asegura que Ritondo quiere quedarse con La Salada


jorge-castillo-2018

Jorge Castillo se defiende y asegura que Ritondo quiere quedarse con La Salada
Por Redaccion AM1300 – Jul 1, 2018
Jorge Castillo fue entrevistado por el diario Clarín y aseguró, una vez más, que los cargos que se le imputan son falsos y que la causa que lo investiga está fabricada por Cristian Ritondo, el ministro de seguridad bonaerense, cuya intención es quedarse con La Salada, la feria más grande e importante de Latinoamérica.

“Hay una intencionalidad detrás de mi detención: me metieron preso para quedarse con el negocio. Hubo conversaciones sobre ese tema con Matías Ranzini, un hombre que se presentó como secretario privado de Ritondo. Nos reunimos en un restorán, poco después de que ellos ganaran. Me dijo que su idea era quedarse con Urkupiña y Ocean (las dos ferias que componen La Salada junto a Punta Mogote) y con los puestos de la calle. Necesitaban que los manejara yo. Les contesté que no robaba para mí y que menos lo iba a hacer para otros”, detalló Castillo al matutino.

“Secuestrado” desde el pasado 21 de junio, el empresario explicó que siempre estuvo a disposición de la justicia pero que, sin embargo, desde el día de su detención, los funcionarios judiciales incumplieron con los plazos: “se vencieron los plazos de la preventiva y el juez de Garantías la confirmó tres días después. Todo eso demuestra la intencionalidad de dejarme secuestrado. Yo no cometí ningún delito. Me lo fabricaron”.
Foto: Clarín / Fernando de la Orden
Aunque una de las acusaciones más resonantes en su contra es la referente a los puestos sobre la Ribera, en los alrededores de La Salada, Castillo señaló que solo tenía puestos en la calle sobre las veredas de Punta Mogote. “Cobrábamos con ticket fiscal de la empresa. Yo nunca toqué la plata. Igual eso es una contravención. Pagamos el impuesto y lo discutimos. Si no ocupaba las veredas, terminaba todo en un caos. O le dejabas liberada la vereda a las bandas o la controlabas vos y no permitías que te roben. A nosotros la calle nos perjudicaba. Teníamos 600 locales vacíos”.

Consultado por la relación con su hermano Hugo y su sobrino Adrián, también acusados de manejar una asociación ilícita, Jorge relató: “Con mi familia no tengo relación hace 16 años. A mi hermano lo volví a cruzar el 21 de junio del año pasado, en el camión de traslado que nos trajo hasta acá. Adrián me vino a ver a mi casa el 25 de mayo de 2017. Me trajo una foto. Un papel con un montón de gente en el que yo estaba como jefe de una banda. Me dijo que le habían pedido plata. Dos semanas después, un carrero me alcanzó la misma foto y un papel en el que me pedían 500 mil dólares”.

“¿Quién pedía la plata?”, le preguntó el periodista Luis Moranelli, a lo que el “rey” de la Salada respondió: “A esa parte de la película no llegué porque me secuestraron. Pienso que debe venir de la gente que lleva adelante la causa”.