Mendoza: El Centro vs La Salada: ¿Por qué subió el precio de la ropa?


jorge-lasalada

El titular de la cámara de comerciantes del centro, Alberto Minzer, justificó los aumentos en la presión impositiva y los ajustes de proveedores. Pero el gerente del Megapolo La Salada negó fuertes incrementos y dijo que las ventas crecen.
Conseguir un jean a menos de 700 pesos o, incluso, 1.000 pesos en locales de la Ciudad de Mendoza, se ha vuelto una odisea. Y aunque hay atractivas alternativas, cuesta entender por qué suben tanto los precios al inicio de una nueva temporada.

Para Alberto Minzer, presidente de la Cámara Empresaria, Comercio, Industria, Turismo y Servicios de Mendoza (Cecitys), la explicación es sencilla.

«Los costos fijos han subido un montón y hoy todo está en crisis. No hay nada que no salga de la crisis», resumió el empresario en diálogo con MDZ Radio.
Comentó que en la actualidad un comerciante está afrontando aumentos que van de un 45 por ciento a un 50 por ciento en el pago de alquileres de locales, luz, impuestos municipales y demás.

Indefectiblemente -explicó- tales incrementos recaen sobre el precio de venta de la mercadería.

Al ser consultado sobre las diferencias de precio que uno puede advertir entre algunos locales y otros detalló: «Tiene que ver con qué trabajamos; es decir, si se trata de talleres formales o informales. Por supuesto que en los primeros un jean te va a salir 400 pesos mientras que en los segundos lo vas a conseguir a 150 pesos. La diferencia está en las cargas patronales», aclaró.
«Tenés que calcular que un pantalón que a vos te sale 10 pesos tenés que ponerlo a 14,20 por las cargas tributarias. A eso le tenés que agregar alquiler, luz, posnet, retención de créditos, sueldos, municipalidad; en suma, un montón de costos que están implicados en el comercio», enumeró.

Al interrogarlo sobre por qué en Argentina no se pueden hacer rebajas importantes como sí se hacen en otros países (Chile o Estados Unidos) apuntó a los factores vinculados con: la inflación, la recesión en el consumo e, incluso, la cultura del comerciante y/o comprador.

«Primero que nada eso no se puede hacer acá porque la Argentina es un país distinto a todos. Segundo, no hay poder adquisitivo para comprarse un pantalón ni de 300 ni de 900. Y esto lo estamos viendo por la recesión del comercio. Además, no tenemos cultura. Es decir, el comerciante no es culpable porque paga un costo de esa prenda y si el fabricante llegara con una prenda barata sí podríamos hacer una liquidación como esa. Asimismo en esos países los aportes tributarios son distintos al nuestro y tampoco tenés esta inflación, índice que tampoco te permite hacer este tipo de liquidaciones», amplió Minzer.

En ese orden, cuestionó al negocio informal que termina favoreciendo a la «competencia desleal» porque -según indicó- un comerciante que cumple con todas las obligaciones no puede, por más que quiera, ofrecer un pantalón a 150 pesos y aprovechó el pie para cuestionar la forma de comercialización de La Salada.

A propósito, Jorge Castillo, gerente del Megapolo La Salada ubicado en Santa Rosa, también consultado por MDZ Radio, defendió a los comerciantes de su predio y aseguró que todo está en regla.

«Tenemos la parte administrativa que soy yo con mi gente y que tributamos nuestros impuestos en tiempo y forma por cada uno de los locales y el que no crea puede consultar y verá que es cierto», dijo (a la defensiva) Castillo.
Y aseveró que en lo que va del año los precios se han disparado sólo entre un 8 y un 12 por ciento en relación a la misma época de 2013.
«Hoy un jean en La Salada lo conseguís a cien pesos, no más de eso», aseguró el empresario minimizando la disparada de precios y aseverando que las ventas no han disminuido. «De hecho, en Mendoza están mejor que acá (refiriéndose a La Salada de Buenos Aires», concluyó.

Fuente: http://www.mdzol.com